Siempre pasa que abro mi closet y sólo encuentro la misma ropa de siempre, nada nuevo ¿Te ha pasado? ¿Dónde quedó nuestra creatividad? Una de las formas más fáciles de resaltar nuestras prendas viejas o muy básicas es usando parches para tu ropa y acesorios! ¡A MI ME ENCANTAN! Es la forma perfecta para darle a nuestros outfits esa onda cool y original!

En este paso a paso aprenderás a ponerle parches a tus prendas para que tengan ese toque personalizado y divertido que tanto queremos en nuestras prendas.

 

 

1.Prepara tu prenda de ropa para pegar el parche para ropa

Tenemos que saber de qué tipo de material está hecha nuestra prenda de ropa. Los parches adhesivos (los que se planchan), se pegan mucho mejor en ropa de materiales mixtos o de algodón. Asegúrate de que tu prenda de ropa puede plancharse, Extiende bien la prenda de ropa y selecciona dónde va a ir pegado tu parche. Esto es una elección personal, pero si se trata de una camisa, suele quedar muy bien en el bolsillo. Si es un pantalón, en uno de los bolsillos de atrás, etc.

2. Plancha tu parche para la ropa

Extiende la ropa sobre una sperficie que no se vaya a quemar, coloca el parche en la zona donde va a quedar pegado, con la parte adhesiva por abajo. Calienta tu plancha hasta la temperatura máxima que pueda soportar la prenda de ropa donde va a ir colocado el parche. Colocamos sobre el parche una toalla fina o paño de coina, esto protegerá el parche y la prenda de ropa. Coloca la plancha encima de la toalla sobre el parche y sosténla preionando firmemente durante unos 15 segundos. Revisa el parche, si se ha quedado ajustado ya lo tienes, si no presiona de nuevo durante 10 segundos.

 



3. Ajustar el parche de forma perfecta

Una buena idea para que tu parche de ropa quede firmemente ajustado y no se desprenda con el paso del tiempo o los lavados en lavadora, es coser los bordes con hilo, algo que sin duda hará que el parche quede fijo para toda la eternidad, o casi.

 

¡SI ERES UNA NOWLOVER AMARÁS LOS PARCHES!

Comentarios (0)